Hay ciertos rasgos que caracterizan a un ahorrador. En esta nota los comparto contigo para que los integrés a los tuyos. Así lograrás construir unas finanzas personales más estables para el futuro.

 

 

 

Solicitá tu préstamo acá

 

 

El nivel educativo

 

Aunque no es un factor determinante, se sabe que las personas que adquieran mejores hábitos de ahorro son las que han alcanzado un mejor nivel educativo. Esto puede sustentarse en que a mayor instrucción se puede tener acceso a mejores puestos laborales y con ello a mayores ingresos.

 

Planifican los gastos

 

Otro rasgo que distingue a los ahorradores es que no gastan dinero sin pensar. Todos sus gastos están calculados gracias a que hacen un presupuesto personal. Este les permite saber cuánto ganan, cuánto gastan y en qué lo gastan. De esa forma son capaces de destinar un porcentaje de sus ingresos en un fondo de ahorros.

 

Están informadas sobre temas financieros

 

No te digo que vayas a charlas de educación financiera o que conozcás al derecho y al revés la Bolsa, pero sí que te preocupés por conocer cómo mejorar tu economía. Podés partir por elegir a conciencia el banco donde guardás tus ahorros. También debés saber en qué entidad tener tus tarjetas con el mejor interés. 

 

No son personas muy ansiosas

 

Los altos niveles de ansiedad devienen en actividades compulsivas. Una de ellas: usar de más la tarjeta de crédito. Las personas que ahorran se caracterizan por no ser muy ansiosas y es que al tener prácticas de ahorro son menos propensas a tener grandes preocupaciones por temas económicos, muy diferente a otras personas que no saben si al fin de mes podrán dar la talla a la cuota que tienen que pagar por sus tarjetas.

¿Tenés algunas de las características de las personas ahorradoras? ¡Esperamos que sí, y muchas! Y si no, depende de vos ir adquiriendo costumbres y buenos hábitos que te ayuden a ser una persona con este perfil.