“¡Si estás en Veraz nadie te va a prestar plata!” Seguro que has oído decir esto a alguna que otra persona y aunque hay una parte de verdad, puede ser un poco exagerado. Y es que estar en Veraz no es malo. Todos ingresamos a su sistema cuando empezamos a tener historial crediticio. El problema de estar en Veraz entonces no es estar registrado en su base de datos, sino tener una mala calificación.

 

Mitos como este, hay mucho más, así que aquí te presento los mitos más comunes sobre estar en una central de riesgo. ¡No caigás en la histeria colectiva!

 

Mito #1: Estar en Veraz es malo

 

Como ya te he adelantado no es malo estar en Veraz, lo malo es tener una mala calificación. De hecho estar en Veraz es bueno si tenés un buen comportamiento de pago. Y es que te permitirá acceder a más beneficios financieros: como préstamos más altos o créditos en mejores condiciones.

 

Mito #2. Existen empresas que pueden sacarte de Veraz

 

Falso por donde se mire. La base de datos del buró de crédito es inalterable y muy segura. Los nombres que ingresan a la base de datos, son el de personas que han iniciado su actividad crediticia. Por lo mismo no se puede salir de este registro. Tampoco es cierto que si tuviste un mal comportamiento de pago cualquier empresa, o tu banco, puede borrar tu historial negativo.

 

Mito #3. Todos pueden ver tu historial crediticio

 

Aunque creas que es cierto, por la facilidad con que los bancos acceden a esta información, no lo es. Lo que sucede es que al solicitar un crédito y hacer el papeleo necesario firmás un contrato, y en éste autorizás la revisión de tu historial. El acceso a la información crediticia de cada uno es personal y vos mismo podés saber cómo te ve Veraz a través de su sitio web.

 

Mito #4. Veraz es del Estado

 

Aunque muchos puedan pensar que sí, Veraz no es del Estado, de hecho tiene presencia en diferentes países con otros nombres. Se trata de una entidad privada cuya función es ofrecer reportes a las entidades que otorgan créditos para así hacer más fáciles sus procedimientos.

 

¿Conocías estos mitos sobre Veraz? Un consejo que te dejo antes de terminar con esta nota, es que aprovechés que el reporte de esta central de riesgo está disponible para vos y solicités el tuyo. De esa manera podés saber cuántas tarjetas o préstamos están a tu nombre. También sabrás cómo te ven los bancos. Tus finanzas personales te lo agradecerán.

 

 

 

Solicitá tu préstamo acá