¿Te cansaste de tener guardado tu plata bajo el colchón? ¿Ya no le entran más billetes a tu alcancía? ¡Tenemos la solución!: Guardá tu dinero en el banco. Pero obviamente ya sabías que esta era la alternativa que te quedaba, y si no lo has hecho aún quizá sea porque temés a que las entidades bancarias se coman tu dinero. Los tiempos han cambiado y hoy en día no hay un lugar más seguro que una entidad financiera regulada por el BCRA. Hoy te traigo 3 ventajas de que tengás tus ahorros en el banco.

 

#1. Los bancos protegen tu dinero

 

Si le temés a los bancos, es posible que se deba a que vos o alguien de tu familia haya tenido antes una mala experiencia. La verdad es que los bancos son el lugar más seguro para tener tu dinero, aunque claro, hay diferentes tipos de cuenta y ya que vos querés ahorrar, lo que te recomiendo es que comencés con una cuenta de ahorros cero mantenimiento. Eso significa que el banco no te cobrará comisiones por retiros o por no tener un monto mínimo en tu cuenta a fin de cada mes. Usualmente este tipo de cuentas se abre con poco dinero y están limitados los movimientos mensuales.

 

#2. Tu dinero va a aumentar

 

Si guardás tu dinero en el banco con fines de ahorro, es muy probable que tu dinero aumente. Y es que los bancos pagan intereses por tu dinero, según la cantidad que tengás depositada. Obviamente, a más dinero mayores intereses. No quiere decir que vayas a vivir de los intereses que te dé el banco, ya que tampoco son tan altos, pero te ayudará de alguna manera a llegar a la meta de ahorro que te hayas propuesto.

 

Hay bancos que pagan más intereses por tu dinero que otros. De hecho cuanto mayor es el riesgo de la entidad financiera, mayores son los intereses que te generan. Compará bien las ofertas antes de elegir la entidad con la cual vas a tener tu cuenta de ahorros.

 

#3. Crea un historial crediticio

 

Los préstamos y los créditos no son la única forma como tu historial crediticio se ve favorecido. Algunas entidades financieras podrían considerar los depósitos que tenés. Por lo tanto, podría ser una manera sana de mejorar tu calificación crediticia. Tener un buen historial ante los bancos te permitirá acceder a más beneficios como préstamos y tarjetas de crédito más baratas.

 

Como podés ver, es beneficioso que pongás tus ahorros en un banco. De hecho hay formas para que tu dinero genere mayores intereses al ser depositado, como por ejemplo elegir una cuenta de ahorro a plazo fijo o invertir en fondos mutuos. Pero, para esto último, quizás sea mejor que antes fortalezcas tu educación financiera, para sacarle el máximo provecho.

 

 

Solicitá tu préstamo acá